Los padres escolapios llegaron a Oviedo en 1946, y fue en ése mismo año cuando adquirieron el ya famoso por aquel entonces COLEGIO LOYOLA. Cuatro religiosos que contaron desde el primer momento con el apoyo y tesón de los laicos para poner en marcha esta preciosa obra.

Durante las siguientes décadas fue creciendo el colegio: en alumnado (internos y externos), en extensión, en mejora de instalaciones, etc. Hasta lo que hoy día reconocemos con orgullo como Colegio LOYOLA – PP. ESCOLAPIOS.

Una escuela del siglo XXI que, fieles al carisma de San José de Calasanz, facilita la educación integral y el desarrollo de las competencias actuales para todos.

Promovemos la organización flexible, el uso de metodologías activas, el intercambio de buenas prácticas con otros centros y la evaluación de todos los procesos educativos que se realizan.

Uno de nuestros principales objetivos es el de atender las necesidades de cada alumno y minimizar el fracaso y el abandono escolar, con calidad. Velamos por el equilibrio entre excelencia y equidad procurando que nuestros alumnos crezcan felices y capaces.

Una escuela de todos los que la conformamos. Capaz de enriquecernos integralmente en todas nuestras competencias, para contribuir a cambiar y mejorar nuestro mundo, haciéndolo más humano, fraterno y acorde al Evangelio de Jesús.